Este año, el festival de Eurovisión va a ser más extraño de lo habitual por varios motivos.

La 67ª edición del Festival de Eurovisión ya está a punto de celebrarse y estamos expectantes de cómo se va a realizar debido a que este año tiene un sabor diferente. Ya está más que confirmado la ciudad anfitriona de este año. Será nada menos que Liverpool, que acogerá el certamen en mayo de 2023. La final se celebrará el sábado 13 de mayo y las semifinales, el martes 9 y el jueves 11.

El escenario estará ubicado en el Liverpool Arena y tiene una capacidad máxima de 12.000 espectadores; de hecho, es el estadio más grande de la ciudad. «Liverpool es el lugar ideal para albergar el 67ª festival de Eurovisión en nombre de Ucrania. La ciudad es sinónimo de música, y el Liverpool Arena supera todos los requisitos necesarios para albergar un evento mundial de esta magnitud», ha confirmado Martin Österdahl, supervisor principal de Eurovisión.

MÁS EN CRUSH
Estas son las canciones que confirman el plagio de Loreen en Eurovisión

Giro de los acontecimientos

Después de saber que Liverpool será la ciudad anfitriona del certamen, la UER ha confirmado el logotipo oficial de Eurovisión 2023. Contendrá la bandera ucraniana en el corazón. El diseño refleja que, aunque el certamen se llevará a cabo en el Reino Unido, llevará también el nombre de Ucrania, bajo el lema «United by music».

A pesar de que Reino Unido quedase en segundo lugar con Space Man en Turín 2022, Liverpool organizará la edición de Eurovisión ante la imposibilidad de poder de hacerse en Ucrania, tras la victoria de Kalush Orchestra, debido al actual conflicto bélico contra Rusia.

MÁS EN CRUSH
Blanca Paloma pone los pelos de punta a la crítica internacional de Eurovisión 2023

La tradición de que el ganador del festival de Eurovisión sea el anfitrión de la competencia el año siguiente será interrumpida. Ucrania no acogerá el certamen europeo. ¿Por qué? Simplemente porque «no se cumplen ciertos criterios que garantizan la viabilidad de la organización del evento y la seguridad tanto de los artistas y delegaciones como del público asistente», según un comunicado oficial. Es decir, ninguna ciudad del país ganador está en condiciones de acoger una celebración sin poner en riesgo la vida de la gente. Lo dicho: el festival más raro de la historia.

Sea donde sea el certamen, esperemos que Blanca Paloma lo dé todo por España para que el próximo año se haga en casa!

MÁS EN CRUSH
Los fans de Blanca Paloma ya tienen nombre