Intenta no reir cuando veas al gato ladrón rumboso

Este gato fue pillado con las manos en la pasa intentando marcharse «disimuladamente» después de haber cogido una bolsa de cinco kilos de costillas.

Sadie Hawkes, enfermera veterinaria, de 31 años, de Reino Unido, había dejado la bolsa de costillas que acababa de comprar para la cena en la isla de la cocina de la casa de su madre.

Cuando se vino a dar cuenta, Romeo, el gato Savannah de cinco años, cogió la pesada bolsa con la boca e intentó huir con ella caminando de una forma un tanto cómica por el peso.

Sadie dijo: «Estábamos todos boquiabiertos y no podíamos dejar de reírnos, siempre nos roba la comida, pero la bolsa era tan pesada que no podíamos creerlo».

MÁS EN CRUSH
Imagina que atrapas a tu gato mientras haces la cama y se hace viral